Reseña histórica de El Escorial

Antecedentes

Las primeras alusiones históricas referidas a estos territorios se remontan al S.XII cuando pobladores segovianos, impulsados por la reconquista y la necesidad de tierras, colonizan la vertiente meridional de la Sierra del Guadarrama, acotando y adehesando para el ganado diferentes enclaves entrelazados por la red de vías pecuarias cuyo eje principal era la Cañada Real Leonesa.

Siglo XVI

Vista MonasterioEl 10 de agosto de 1557 las tropas de Felipe II vencían en San Quintín a las tropas del rey francés Enrique II. El rey hizo la promesa de que si vencían la batalla levantaría un monasterio en honor del mártir del día, San Lorenzo. Ordenó buscar unos terrenos adecuados para ello y la comisión de búsqueda escogió El Escorial, una localidad de apenas 100 habitantes, por la bondad de sus aguas, la calidad del clima, y la cercanía de las canteras. De este modo, el 23 de abril de 1563 se coloca la primera piedra. A partir de este monasterio se organizaría posteriormente todo un conjunto urbano.

El monarca encargó la obra a Juan Bautista de Toledo, pero éste murió en 1567 y se hizo cargo de la construcción Juan de Herrera, quien la finalizó en 1584. El estilo con que realizó la obra creó escuela, pasando a conocerse como estilo herreriano. Se dice que la planta del edificio tiene forma de parrilla, en honor San Lorenzo que fue martirizado en Roma asado en una parrilla.

El Monasterio del Escorial está considerado como una de las maravillas del mundo actual y el 2 de noviembre de 1984 la UNESCO lo declaró Monumento de Interés Mundial.

Casa de los Oficios El Escorial

En los aledaños se construyen edificios que albergan oficios y dan alojamiento a los trabajadores que participan en la gran obra. En 1583 se levanta la Casa de los Doctores y Catedráticos y poco después las Casas de Oficios (1587-1596), el allanamiento de la Lonja (1586) y el paredón del Plantel que delimita el espacio del Monasterio (1593).


De finales de siglo son los edificios de la Compaña (1590), la casa de las Pizarras y la Casa de las Parrillas (utilizada por Juan de Villanueva en el siglo XVIII como referencia urbanística de la localidad y hoy desaparecida).

Siglo XVII

En 1690, con Carlos II, se realizarán las Caballerizas Reales y Regalada (actualmente “El Parque”, última promoción de los Habsburgo en el Sitio Real).

Siglo XVIII

La Granja de San IldefonsoFelipe V, primer monarca de la dinastía borbónica, manda construir instalaciones para cubrir las necesidades de la corte tales como La Granja de San Ildefonso en Segovia o los Cuarteles para las Reales Guardias de Infanterías Españolas y Valonas.


Con Carlos III los Reales Sitios se convierten en capitales de una Corte itinerante en función de la época del año (los otoños los pasará en San Lorenzo de El Escorial, los veranos se pasarán en La Granja de San Ildefonso...).


En 1767 el arquitecto Juan Esteban velará por las calles adheridas al monasterios y trazará un proyecto urbano que continua el trazado ortogonal impuesto por el Monasterio, adaptándola a la topografía del terreno y a las irregulares manzanas preexistentes. Las obras más importantes del arquitecto son La Casa Grande del Común (en el solar del actual Ayuntamiento), la Real Ballestería, la Casa de los Perros, el Hospital de San Carlos (1771), la Casa para arrendar de Felipe Díaz Bamonte (1771) y las Cocheras de su Majestad (1772).


Otro arquitecto importante de la época, Jaime Marquet, se encargará de las obras del Real Coliseo Carlos III en 1770, cuya rehabilitación fue galardonada en 1980 con el Premio Nacional de Restauración.


En 1768 el arquitecto real Juan de Villanueva realiza la Casa del Cónsul, trabajando a la par con la construcción del Palacio del Marqués de Campo Villar (1769), la Casa de los Infantes D. Gabriel, D. Antonio Pascual y D. Francisco Javier (1769) y en años posteriores la Casita del Infante (1771) y, probablemente, los Cuarteles de Inválidos y Voluntarios a Caballo (1774).


Sucedió en el cargo a Juan Esteban y elaboró en 1782 las Adiciones a la Real Cédula Real perteneciente a la fábrica de casas en el Sitio de San Lorenzo. A él también se deben la Tercera Casa de Oficios (1785), la Casa del Duque de Medinacelli (restaurada en 1985), la Casa de las Columnas o de las tiendas (1787), la reforma del Palacio de los Infantes D. Carlos María y D. Francisco de Paula, actual Euroforum y la ampliación del Mercado Público (1797).

El 1792 se declara el Real Sitio de San Lorenzo como población nueva por Cédula otorgada por Carlos IV en Aranjuez, señalándose los términos y dotándola de jurisdicción civil, criminal y administrativa y término propio.

Siglo XIX

En plena etapa de la invasión francesa (1808), el Monasterio fue expoliado y se fueron quemados importantes edificios de la ciudad. Esto ocasionó el distanciamiento de las Jornadas Reales, hasta entonces fundamento económico del Real Sitio.


Hotel Miranda SuizoA mitad del siglo XIX, el Ayuntamiento comienza a embellecer una ciudad que poco a poco va transformándose en el lugar de veraneo de las clases altas y de la burguesía madrileña. A ello contribuyen la construcción del ferrocarril y la desamortización de los bienes de la Corona que adquiridos por particulares para construir numerosos hoteles estivales, impulsarán el resurgir de la economía local. A este impulso contribuirá la localización por esas fechas de la Escuela Superior de Ingenieros de Montes.


En 1885 Alfonso XII encarga la conservación del Monasterio a la Orden de San Agustín y organiza el Monasterio dividiéndolo en tres partes diferenciadas: el Palacio, el Convento y el Colegio que desde entonces adoptará su nombre.


San Lorenzo de El Escorial se ha convertido ya en una ciudad veraniega por excelencia en la que comienzan a aparecer urbanizaciones que satisfacen la demanda de la burguesía madrileña. Alfonso XIII realiza la designación de San Lorenzo de El Escorial como cabeza de partido judicial, convirtiendo a esta pequeña ciudad en el centro neurálgico de la zona oeste de la provincia de Madrid.

Siglo XX 

La población no para de crecer, al mismo ritmo que un crecimiento urbanístico donde resaltan dos tipos de poblaciones: la permanente y la de temporada. En esta evolución surgen diversos centros de enseñanza como el Centro de Estudios Superiores María Cristina, y los colegios de la Inmaculada Concepción y de las Carmelitas Descalzas.


Valle de los caidosA la conclusión de la Guerra Civil se concibe en el paraje de Cuelgamuros el Valle de los Caídos (1940), obra magna del régimen franquista en un entorno de gran belleza natural.

 

Siglo XXI

Ya a principios del siglo XXI la construcción del Auditorio de la Comunidad de Madrid supone un nuevo impulso de la actividad económica local sobre la base de las actividades turísticas y culturales que siempre han caracterizado a la localidad.


La riqueza del patrimonio arquitectónico, la belleza de sus paisajes, el carácter de sus fiestas y la intensa actividad cultural desarrollada, hacen de San Lorenzo de El Escorial uno de los rincones más privilegiados de la región, que anualmente visitan más de un millón de personas que se sienten atraídas por los encantos de una pequeña gran ciudad.

 

Bibliografía: Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial. http://www.aytosanlorenzo.es/historia/

 

Logotipo Sociedad Española de Historia de la Educación  Logotipo Universidad Complutense de Madrid  Logotipo Universidad de Alcalá  Logotipo Universidad Nacional a Distancia